lunes, 26 de marzo de 2012

Miel en la Dieta Paleo


El estilo paleolítico normalmente es fácil de seguir. Si estás empezando, puedes fácilmente leer los artículos básicos y empezar a hacer cambios positivos en tu dieta, ejercicio y en tu vida en general. Puedes dejar los granos y cambiarlos por verduras o empezar con el entrenamiento de alta intensidad y sólo con eso, ya habrás conseguido una mejora considerable en tu vida y en tu salud. Dicho esto a veces las cosas no son tan sencillas.

Como en el caso de la miel.


Como regla general, estoy en contra de los azúcares refinados. Sobre todo la sacarosa y el jarabe de maíz alto en fructosa. Para entender por qué, echa un vistazo a mi artículo sobre la insulina  .Pero qué pasa con  el dulce natural y prominente, no refinado, que ha estado disponible para los humanos desde el principio (aunque protegido por abejas dispuestas a suicidarse para protegerlo) ¿Qué pasa con la miel? Porque aunque el azúcar refinado hay que evitarlo, es un producto hecho por el hombre, refinado. El azúcar de mesa es simplemente sacarosa, que se compone de fructosa y glucosa. El jarabe de maíz alto en fructosa es fructosa y glucosa. Ni si quiera son alimentos, aunque pueden ser ingeridos, no son más que disacáridos y monosacáridos, con cero minerales, vitaminas, fitonutrientes, flavonoides y otros micronutrientes.

La miel, por otro lado, contiene alrededor de 100 compuestos diferentes, no sólo fructosa y glucosa. Tiene una pequeña cantidad de minerales, aminoácidos y vitaminas. La cuestión es que no es solo azúcar. Colonias enteras de abejas sobreviven con ella. Es alimento lo mires como lo mires.

La pregunta es entonces, ¿están los efectos dañinos del azúcar mitigados por las propiedades bioactivas de la miel? Echemos un vistazo.



Los humanos definitivamente han buscado maneras de conseguir miel desde que supimos que sabía bien: una pintura rupestre de hace 6.000 años muestra un buscador de miel subiendo una escalera, con un palo en la mano y una cesta recogiendo la miel de un panal de abejas. Tribus actuales, como los Bosquimanos San y los Ache de Paraguay, son recolectores de miel. Los Ache incluso obtienen hasta el 10% de sus calorías de la miel salvaje (y las larvas que encuentran en  los panales). Para comprobar lo lejos que pueden ir algunas personas para conseguir miel, mira este increíble vídeo de un miembro de una tribu congoleña escalando un árbol de 40 metros para llegar al panal.



Después de semejante esfuerzo, me imagino que sus depósitos de glucógeno estarían bastante vacíos y la miel era una buena fuente de energía,

Los estudios hechos sobre la miel muestran un panorama bastante favorable, sobre todo si se la compara con el azúcar de mesa u otros edulcorantes refinados.

En un estudio (PDF, traducción) los investigadores compararon los efectos de la miel  y la fructosa refinada en ratas. Usando iguales cantidades de fructosa (proveniente de diferentes fuentes), los autores exploraron los efectos en varios indicadores de salud. Darles fructosa aumentó más los triglicéridos que darles miel. Darles fructosa redujo sus niveles de vitamina E en sangre, mientras que darles miel no, sugiriendo menos stress oxidativo. Darles fructosa les causó más inflamación que la miel. En resumen se podría decir que la miel obtuvo buenos resultados.

Otros estudios (tr),compararon los efectos de la miel, un sucedáneo de miel (una mezcla de fructosa y glucosa), dextrosa (la cual es sólo glucosa) y sacarosa en varios indicadores de salud de varios grupos de personas. Hay mucho para analizar, pero en resumen se puede decir que la miel obtuvo buenos resultados.  La miel resultó en menores repuntes del azúcar en sangre (+14%), que la dextrosa (+53%). El sucedáneo de miel incrementó los triglicéridos, mientras que la miel real los bajó (además de aumentar el colesterol “bueno” HDL y bajar el “malo” LDL). Después de 15 días comiendo miel, los niveles de PCR (proteína C reactiva) y el LDL bajaron. En general, la miel mejoró los lípidos en sangre, bajó los marcadores inflamatorios, y tuvo un efecto mínimo en el azúcar en sangre.

En ratas, la miel produjo menos triglicéridos, menos grasa corporal, y más saciedad (como indica la reducción espontánea de la ingesta de alimentos) en comparación con la sacarosa. (tr

Además parece que la miel también vaya bien con la carne: la miel multifloral (salvaje) inhibió la oxidación de los lípidos en hamburguesas de ternera (tr). La miel multifloral, que procede de abejas que se alimentan de una gran variedad de plantas, tuvo unos resultados mucho mejores que la miel de trébol en este estudio.

Parece que la miel con menores niveles de componentes bioactivos actúa más como azúcar normal mientras que las que tienen más niveles de estos componentes actúa más como una alimento en sí. En un estudio (PDF), la miel de alforfon destacó como la más rica en fenolíticos y flavonoides mientras que la miel de colza tenía las menores cantidades de compuestos.

Las mieles más oscuras tienen más componentes bioactivos (tr) y muestran más actividad antioxidante.También saben mejor, si quieres mi opinión. Ante la duda, elige la más oscura.

Mi recomendación personal es que si te gusta la miel consigas un tarro de miel oscura y natural (orgánica) y la uses de vez en cuando. Es una buena opción como “golosina”, sobre todo después de un día activo en el que hayas gastado tus reservas de glucógeno. La miel es claramente superior al azúcar refinado, hasta el punto que los problemas relacionados con éste parecen no aparecer en la miel.

¿Qué opinas? ¿Cabe la miel en tu dieta? ¿Es paleo? Déjame saber tu opinión

Por Yerai Alonso

Fuente: Marksdailyapple 


 

5 comentarios:

  1. PIenso! que en parte la alimentación Paleo surge del exceso de industrialización de la época "moderna", osea, que como individuos naturales no nos reconocemos en ella. Siempr he oido las buens propiedades de la miel; personalmente he de cuidarme de los azúcares porque tienen cierta influencia en un problema inflamatorio intestinal que me puede aparecer en brotes, evidentemente tengo más identificado un efecto pernicioso en "golosinas" creadas por el hombre que en las naturales y usando menos cantidad; posiblemente por ello no haya que temer tanto a la fructosa cuando viene directa de un alimento natural. Igualmente, me da a mi que en la montaña, selva, savana, estepa,... no ha sido habitual en la historia humana encontrar muchas dosis de alimentos dulces, digamos que la naturaleza lo dosifica mucho; y la civilización tiene el sabor dulce muy metido en la cabeza (es el puto secreto de la cocacola, bebida casi estrella desde la industrialización), por tanto sea miel, o cualquier otro alimento dulce, yo lo tomaria con mucha moderación, pensando un poco lo de: si es breve, dos veces bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!, si no fíjate en el video lo contentos que se ponen los miembros de la tribu cuando el hombre consigue miel, ya que es algo muy esporádico

      un saludo!

      Eliminar
  2. Y a pregunta expresa al Dr Ludwig Jonhson dijo: miel solo en temporada. No hay abejas en invierno.

    Que opinas de la Stevia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La stevia según los datos de estudios científicos que he leído parece una alternativa al azúcar que encaja perfectamente en la dieta paleo, ya que no produce los mismos picos de insulina, aumenta la sensibilidad a la insulina, disminuye la glucosa en sangre (porque la insulina está haciendo su trabajo) y no tiene el efecto inductor del apetito del azúcar. Además parece tener otros efectos beneficiosos en el colesterol y como tratamiento para la hipertensión.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Hola.

    Aunque la entrada es muy buena, no estoy totalmente de acuerdo contigo. La miel tiene muy buena prensa, como por ejemplo las legumbres, y cuesta trabajo prescindir de ella, pero si la miramos en profundidad no es sino fructosa con algo de glucosa que ha estado en el interior del tubo digestivo de un insecto. Si no se desarrollan infecciones es gracias a que la fructosa y la glucosa lo evitan, si no ya veríamos y es lo que hace que este alimento no esté recomendado a menores de un año: pueden pillar cualquier cosa. Por otro lado, si no da picos de insulina es porque la fructosa metaboliza de manera totalmente en el hígado, de forma diferente a la glucosa e idéntica al alcohol.
    Yo no como miel, ni mi mujer ni mis hijos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...