lunes, 26 de marzo de 2012

Tomar el sol. Vitamina D, cáncer de piel y efectos beneficiosos.


Uno de los conceptos básicos del estilo de vida paleo es coger sol. Si esto por puro instinto no te parece lógico vamos a ver algunas de las razones que hacen que este punto sea importante.

Como veremos más adelante, analizando las pruebas científicas podemos concluir que es un hecho, necesitamos la luz solar.

En verano es fácil, en invierno, dependiendo de dónde vivas, puede ser un poco más difícil.
El tiempo  de exposición diaria varía considerablemente, desde 3 a 15 minutos para personas de piel clara hasta una hora para personas de piel más oscura.  Intenta por lo menos conseguir 15 minutos al día, dependiendo del tono de tu piel y la intensidad del sol.


Luz solar y cáncer

Los estudios científicos y el análisis de la incidencia global (GLOBOCAN) consistentemente encuentran que la exposición a la luz solar es un factor protector contra los siguientes tipos de cáncer: de pulmón, de riñón, de pecho, de endometrio, de ovario, de próstata, de colon y de piel.

Sí, has leído bien. Investigaciones de la universidad de Stanford muestran que una exposición moderada a la luz solar hace que las células dendríticas (células del sistema inmunitario en la piel) conviertan la vitamina D3 inactiva a su forma activa. Esta forma activa hace que las células T del sistema inmunitario se transfieran a las capas exteriores de la piel, donde hacen su trabajo habitual descartando células dañadas y luchando contra infecciones.

¿Cómo previene la luz solar todos estos tipos de cáncer? Las investigaciones sobre la vitamina D muestran que ésta frena la división de las células cancerígenas así como acelera su muerte. Además, la vitamina D induce la actividad de ciertos genes, incluyendo aquellos que manejan el ciclo celular.

Luz solar y el corazón.

Los estudios también muestran que la vitamina D tiene un rol importante en mejorar la salud del corazón. Aparentemente esta vitamina mejora la capacidad de bombear del corazón, así como la integridad de la estructura de las células coronarias y todavía hay más….



Luz solar y osteoporosis.

La vitamina D que produce  la luz solar en el cuerpo es esencial para la densidad ósea.  ¿Y qué pasa con el vaso de leche diario (o los cientos de otros productos lácteos) que tanto nos nombran en la tele? Hay muchos grupos de población en el mundo que consumen muy pocos o nada de productos lácteos, y sus tasas de osteoporosis son minúsculas comparadas con las de los países más “desarrollados”. A parte de una dieta equilibrada y suficiente ejercicio la vitamina D que obtenemos gracias al sol es crucial para mantener nuestra densidad ósea.

Luz solar y salud mental

La vitamina D esencial para aquellos que sufren TAD (trastorno afectivo estacional). Esta vitamina también ha sido exitosa para aquellos que sufren depresión. El motivo es que la vitamina D aumenta los niveles de serotonina (una sustancia que te hace sentirte bien) en el cerebro,  la cual suele estar muy baja en personas que sufren depresión.

¡Comenta y comparte en twitter y facebook para que todos sepan los beneficios del sol!

Por Yerai Alonso

Fuente: Marksdailyapple 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...