lunes, 4 de junio de 2012

Sobre el stress y el cortisol. Cómo manejar el stress


El stress puede hacerte subir de peso y contribuye al envejecimiento prematuro. Entender como el stress está relacionado con tu salud en general y tu longevidad es muy importante. Además de saber cómo combatirlo sin recurrir a ningún tipo de fármaco.


La respuesta natural del cuerpo ante el stress es conocida como “pelea o corre”, “lucha o vuelo” o “fight or flight”. Cuando nos encontramos ante una situación estresante, tendemos a ponernos agresivos o a evadir la fuente del problema. Esta elección depende de nuestra percepción de las circunstancias y nuestras posibilidades de éxito. 

La respuesta de “pelea o corre” es, en términos de conservación de energía, tremendamente eficiente. Además es muy efectiva en asegurar nuestra supervivencia. Veamos ahora los mecanismos biológicos implicados en este proceso.

Esta respuesta empieza en el cerebro. Varias regiones operan simultáneamente para detectar, sentir, descodificar y responder a un estímulo. Aunque hay diferentes caminos por los que “viaja” una emoción (como por ejemplo el miedo), al final es hipotálamo es el responsable de activar la respuesta de pelea o corre. 

Una vez que tu hipotálamo empieza a trabajar es cuando se activa la respuesta de supervivencia en tu sistema nervioso y el sistema adrenal.



Síntomas físicos: Sudor, palpitaciones, tensión muscular, mejora de la capacidad auditiva... Te encuentras extraordinariamente alerta, pero sólo en la situación que te está causando el stress, tu concentración y conciencia de todo lo demás es muy baja.

El sistema nervioso hace circular mucha adrenalina por tu cuerpo (epinefrina) y noradrenalina (norepinefrina). Esto desencadena una complicada cadena de respuestas hormonales cuya consecuencia directa más grave es que tu sistema inmunitario queda desactivado temporalmente para que tu cuerpo utilice todos sus recursos en tratar de sobrevivir a la supuesta amenaza a la que te enfrentas.

El cortex adrenal produce cortisol, DHEA, estrógeno y testosterona, entre otras muchas hormonas. Es un sistema muy complejo. Desafortunadamente, lo que funcionaba para nuestros ancestros no se aplica tan bien para la vida moderna. Actualmente estamos potencialmente expuestos a enormes cantidades de stress diario, las cuales el cuerpo no es capaz de gestionar. 

Estos niveles de stress diarios y persistentes (ante los cuales el cuerpo reacciona con respuesta de pelea o corre) son destructivos para la salud. Dicho de otra forma, estar en un atasco de tráfico durante dos horas todos los días es el equivalente a una amenaza de supervivencia para tu cerebro, y el sistema adrenal responde en consecuencia. 

El cortisol tiene muchas funciones importantes, incluida el uso de las reservas de glicógeno para usarlas inmediatamente como energía. Pero la segregación constante de cortisol requiere que otros mecanismos vitales reduzcan considerablemente su actividad: el sistema inmunitario, la digestión, el sistema endocrino y demás. Además de todo esto, el vínculo entre niveles altos de cortisol y la obesidad está claramente identificado.  


Llegados a este punto espero que empieces a darte cuenta de las potenciales consecuencias para tu salud de lo que se conoce como “fatiga adrenal”, tu cuerpo piensa que debe sobrevivir bajo cualquier precio.

Controlar el stress

Reducir el stress equivale a mejorar tu salud. Estos son los puntos clave para hacerlo:

-          Consume alimentos ricos en antioxidantes como las frutas y verduras. Si hace falta usa un multivitamínico que tenga un alto perfil antioxidante. Evita las calorías vacías y procesadas procedentes de snacks y la comida basura.
-          Consume las grasas adecuadas para que utilices los antioxidantes, vitaminas, enzimas y cofactores asociados. El salmón, aceite de pescado, aceite de oliva, frutos secos o aguacates son buenas opciones para empezar.
-          Haz ejercicio diariamente. Aunque sea pasear, el ejercicio produce endorfinas y ayuda a regular la producción de hormonas clave en el cerebro.
-          Desconecta diariamente. La mayoría de nosotros no dedica nada de tiempo a relajarse, reflexionar y recuperarnos. A mí personalmente me gusta pasar algún tiempo al día quieto sin hacer nada, simplemente relajándome y desconectando. Meditar, rezar, cantar o cocinar pueden ser otras actividades que te ayuden a dejar de “comerte el coco” y dejar de estar expuesto a los constantes estímulos del día a día. 

Por Yerai Alonso 

Fuente: Marksdailyapple

4 comentarios:

  1. Muy bueno Yerai, no sabía que las grasas (las que nos gustan a los paleos) fueran tan importantes para asimilar vitaminas, enzimas y antioxidantes. Imagino que es algo holistico en que todo influye en todo. Gracias por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús! en efecto hay vitaminas que son solubles en grasa, por ejemplo las vitaminas A, D, K y E. Mientras que por ejemplo la vitamina C y B son solubles en agua.

      Si no es en presencia de grasa estas vitaminas no son absorbidas, por eso hay que tener cuidado con tanto producto "libre de grasa" o de 0% materia grasa....

      Un saludo

      Eliminar
  2. Saludos, desde Ecuador. dime algo, cual seria la sensacion opuesta al fight or flight? y produciria esta algun tipo de reaccion similar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando, el fightr or flight es una reacción de tu cerebro a situaciones de presión en las que te sientes "amenazado". Por lo tanto lo contrario supongo que sería estar relajado, y no tendría una reacción similar, simplemente al estar relajado tendrías unos niveles hormonales normales y saludables (suponiendo que el resto de factores como la dieta estén controlados)

      Un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...