domingo, 7 de abril de 2013

Envejece sin problemas, evita la osteoporosis




Pocas cosas son más importantes para tu longevidad que la salud de tus huesos.


El tejido óseo está vivo y requiere una nutrición adecuada y ejercicio, de la misma forma que el tejido muscular. La evidencia científica indica que los huesos juegan un papel en el metabolismo, producción de hormonas e inmunidad. De hecho, un estudio de 2007  indica que el sistema óseo parece ser parte del sistema endocrino (con implicaciones en la diabetes tipo 2). 


La salud de los huesos es crítica en el proceso de envejecimiento. A pesar de la propaganda que nos ha hecho consumir muchísima leche (y queso, y yogurt y demás productos lácteos…) en nuestra sociedad actual hay altos índices de osteoporosis. Parece increíble, pero una caída o una fractura puede tener implicaciones fatales. 







Hay varios factores claves para mitigar la pérdida de masa ósea. Aunque la industria de los productos lácteos se ha empeñado en establecer el calcio como un componente esencial de la salud de los huesos, ha sido peor el remedio que la enfermedad. 


No hay que despreciar la importancia del calcio, pero sólo hay que ver los altos índices de osteoporosis, muertes por fracturas en los ancianos y quizás incluso la epidemia de diabetes tipo 2 para darte cuenta de que hace falta algo más que un vaso de leche para mantener los huesos. 


Piensa en ello de esta forma: el tejido muscular de tu cuerpo requiere de varios aminoácidos, vitaminas, minerales y actividad física para evitar que se deteriore. Sabes que debes tener una nutrición adecuada, una actividad física adecuada y descanso para mantener una buena cantidad de masa muscular. 

Pues es lo mismo en el caso de los huesos. Y este mantenimiento de los huesos es clave para envejecer adecuadamente.


En pocas palabras:

-          Necesitas bastante más que calcio. No te centres tanto en este mineral y pon atención a otros igualmente importantes como el magnesio, potasio y especialmente la vitamina D. También hay evidencias de que la vitamina K juega un papel en la salud ósea. Buenas cantidades de alimentos vegetales así como cantidades adecuadas de exposición solar te ayudarán a nutrir bien tus huesos.

-          No debes olvidar el ejercicio físico. Es esencial que los huesos se enfrenten a una resistencia para que mantengan su densidad. Esta parte es realmente la más importante y es lo más parecido a una “píldora mágica” que podemos ofrecer: ejercicio = mayor longevidad.


Para terminar les dejo con una anécdota de nuestros compañeros de Soy Manada http://www.soymanada.com/ :



Anécdota de la semana:


Mi suegra acude a una visita con su médico para ver los resultados de una densitometría ósea. En la anterior le habían detectado una osteoporosis importante y le habían recetado suplementos. En la nueva densitometría se aprecia una mejoría notable. El médico le pregunta si ha tomado la medicación; ella dice que no, que simplemente ha hecho un cambio en su dieta. Entonces, silencio incómodo... el médico como conclusión le dice: vale, si no quiere no tome la medicación pero sobretodo tome dos "Densia" al día...
Sin comentarios...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...